1800: El Ocaso de la humanidad es un juego de rol ambientado en una ucronía de nuestro mundo. 

 América nunca fue descubierta, y una Hispania sumida en la pobreza es invadida por seres infernales surgidos de las profundidades de la tierra.

 La revolución industrial en Albión ha generado el desarrollo de una tecnología steampunk, pero sus mitos y leyendas han empezado a cobrar vida, y rumores de cultos druídicos y sacrificios humanos aterran a la población.
 La Revolución Gala ha derrocado la monarquía a base de guillotina pero resultó estar encabezada por humanos corruptos por los demonios, como Robespierre, el cual dirige su propio ejército satánico contra las tropas humanas dirigidas por Napoleón Bonaparte.
Germania, que rechazó la religión católica tras la revolución luterana, domina las ciencias como ningún otro país ha visto nunca, pero su falta de fe los hace especialmente vulnerables a la corrupción infernal.
 La corte Romana y el Papado se preparan juntas con la Segunda Inquisición para hacer frente a las huestes demoníacas que amenazan el continente, pero no saben que la principal puerta el inframundo se encuentra precisamente en su país.
 Los Países Árabes llevan siglos combatiendo demonios en sus propias tierras, pero nadie les quiso ayudar, y ahora que salen a la luz ellos son los más preparados para hacerles frente.
 Desde hace 100 años, los humanos estamos transformándonos. Cada vez más personas nacen con poderes que desafían la comprensión humana. Algunos prometen ser Cristo Resucitado, otros aseguran portar la palabra de la Venganza Divina, mientras que la mayoría han sido perseguidos por sus poderes, y ahora por fin están empezando a ser aceptados por una sociedad que los ve más como armas vivientes.
Los mitos cobran vida. La gente asegura haber visto hadas, trolls, ghules y hasta al monstruo del Lago Ness. 

 Bienvenidos a Evorpa. Bienvenidos al fin del mundo.